Un problema normal que encontraras en muchas empresas, y especialmente cuando trabajas desde casa, es sacar más rendimiento a tu tiempo, en otras palabras mejorar la eficiencia de tu tiempo. Si estas trabajando 8 horas al día, y mejoras tu eficiencia en un 15%, puedes reducir tu jornada a 7 horas sin problemas. Aunque 15% parece mucho, en realidad no es nada. ¿Cuanto tiempo pierdes en tareas repetitivas cada día? ¿Cuanto tiempo pierdes en trabajos que otros podrían hacer?

Para ayudarte a reducir tu jornada, tenemos 3 consejos para ahorrar tiempo y mejorar tu eficiencia.

Analiza donde usas tu tiempo

mejorar la eficienciaMuchas veces, el primer consejo parase obvio, pero no lo podemos dejar pasar. Identifica exactamente cuales son tus responsabilidades, cuanto tiempo inviertes en ellas y que rendimiento tienes.

También intenta ponerte un objetivo de cuantas horas quieres invertir en estas tareas. Esta es una buena forma para contabilizar mejor tu tiempo. Improvisar es bueno, pero también es una buena forma de perder tiempo.

Centraliza, normaliza y automatiza

Una forma muy fácil de ahorrar tiempo es centralizar un tarea recurrente en una franja horaria. Por ejemplo, si contestas a mails cada vez que te llegan, perderás muchísimo tiempo. Date un tiempo especifico para contestar todos los mails, por ejemplo cada dos horas, dedica 30 minutos para asegúrate que tu bandeja de entrada esta limpia.

Una vez tienes la franja horaria, definida, será más fácil normalizar tus tareas. Hay tareas repetitivas a las cuales podrás crear un flujo claro de trabajo, el cual si lo dejas por escrito será más fácil de seguir y reducirá el tiempo. El objetivo de la normalización es lograr crear un flowchar especifico que te quita la necesidad de pensar. Un ejemplo muy simple de esto son informes, sin normalizas la forma de hacer tus informes, y utilizas plantillas claras y útiles, ahorraras horas de trabajo.

Al normalizar una tarea sera fácil encontrar donde puedes dejar que tu PC haga el trabajo por ti, en otras palabras Automatizar. Esto puede ser muy complejo o muy simple. El ejemplo más común es con la gestión de mails, con las herramientas básicas de Outlook o con plug ins para Gmail, puedes rápidamente automatizar la gestión de tu mail e integrar tu gestor de proyectos. O con herramientas como If This Then Than (ITTT) puedes conectar diferentes servicios, reduciendo aún más el tiempo que inviertes en cosas como actualizar tu gestor de proyectos, seguimiento de tareas, gestión en redes sociales etc…

Outsource o delegar

Aunque esto aumenta el coste de tu trabajo, económicamente hablando, si tienes tareas que puedes delegar con facilidad, te puede liberar mucho tiempo para dedicarte al trabajo que solo tu puedes hacer.

Intenta identificar que trabajos haces de forma recurrente que no son críticos y que otra persona podría hacer. Por ejemplo, en el caso de SEO, la redacción de contenidos es algo que es muy fácil de delegar, y que puede aumentar mucho tu tiempo. Data Entry, generar informes, etc, hay docenas de trabajos que te llevan varias horas al mes, que seguramente otra persona puede hacer por ti.

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *