El sueño de muchas personas es trabajar desde casa, no tener que ir a la oficina cada día y poder pasar más tiempo con la familia y seres queridos… pero este sueño es puede ser transformare rápidamente en una pesadilla. Puedes empezar a trabajar muchas más horas de las que quieres, puedes perder la capacidad de desconectar del trabajo o la calidad de tu trabajo puede verse gravemente afectada.

Para evitar estos problemas, tenemos 3 consejos para trabajar desde casa que te ayudarán a ser más productivo y eficaz.

1. Sigue un horario diario

El primer error que cometerás al empezar a trabajar desde casa es deshacerte de los horarios. Esto parece algo genial, pero esto es una trampa mortal. Asegúrate de tener un tiempo claro cuando estas trabajando, durante ese tiempo estas en la “oficina”, no estas en “casa”, aunque estos espacios sean el mismo.

En la “oficina” hay unas reglas claras y unos objetivos claros, en “casa” hay otras. Como ya no tendrás un espacio físico para diferenciar entre estos lugares, tendrás que tener un horario.

2. Reglas claras para ti y los demás

Cuando vives con otras personas, y trabajas desde casa, tendrás que poner una reglas claras de convivencia mientras estas trabajando. En los ojos de otras personas, que estés en casa significa disponibilidad. Esta es una trampa mortal para tu productividad.

Asegúrate que la gente con la que convives entiende que estas trabajando y no estas disponible. Solo porque estas en casa no significa que puedes ir a comprar el pan, ir al banco a pagar la factura de la electricidad o sacar al perro.

Esto también te lo tienes que aplicar a ti mismo. Ponte unas reglas claras mientras estas trabajando.

3. Un espacio solo para trabajar

Algo que te puede ayudar mucho para no perder el norte cuando empiezas a trabajar desde casa es tener un espacio especifico para trabajar. No necesariamente una habitación, pero si un escritorio, o un PC aparte.

Un espacio que te ayude a cambiar el chip, algo que te ayude a decir “Ahora estoy trabajando”.

Además de tener es te espacio, asegúrate que sea placentero. Una silla cómoda, una buena iluminación, etc. Estos son pequeños detalles que te ayudarán a que tu trabajo desde casa sea más eficaz y mucho más cómodo.

Crear la diferencia mental entre espacio de trabajo y de casa, te facilitará seguir con tu horario y con las reglas que pongas.

Otros puntos importantes para trabajar desde casa

Como comentamos al principio, uno de los grandes peligros de trabajar desde casa es caer en el horario de trabajo de 18h al día, pero hay otro problema similar falta de descanso. No te olvides de tener descansos periódicos y desconectar un poco de tu trabajo.

¡No te olvides de tu vida social! – Si trabajas desde casa, veras que muy rápidamente tus relaciones sociales se minimizarán. No importa cuanto te guste estar solo, en algún punto esto tendrá un efecto adverso a tu psicología. Al fin y al cabo el ser humano es un animal social. Así que no te olvides de salir de casa durante la semana. Toma un café con un amigo, busca alguna actividad en grupo o algo similar.

Otro punto importante, que viene mano en mano con el último consejo para trabajar desde casa, es invierte en tu oficina. No hay nada peor que perder el tiempo con tecnología anticuada, o con problemas técnicos. Asegúrate de tener las herramientas que necesitas y de la mejor calidad posible. Esto lo puedes aplicar a cualquier tipo de trabajo, sea digital o no. Es fácil olvidarte de estos detalles. Además, investiga un poco, recuerda que ahora tu eres quien toma la decisión de como trabajas.

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *