En el último articulo acabamos hablando mucho sobre la financiación de una start up, cosa que no es sorprendente, ya que esto es lo más complicado a la hora de empezar una de estas empresas. Así que hoy vamos a darte 5 maneras para financiar una start up. Estas no son universales, ni mucho menos, es posible que algunas de estos métodos no sean útiles para tu caso, pero esta bien saber que hay opciones fuera.

1. Auto financiación de una Start Up

Aunque esta opción sea la más obvia, es la primera y más importante de todas. Además de la más recomendable. Aunque no este al alcance de todos, la auto financiación utilizando ahorros personales, o teniendo un trabajo convencional mientras empiezas es una de las mejores opciones.

Pros
No hay riesgos en el futuro, si la start up no da dinero, no tendrás números negativos.
No pierdes autonomía, con socios o inversores pierdes gran parte de tu autonomía y tienes que dar cuentas a otros.
Cons
Imposible en muchos casos empresariales, ya que una start up requiere mucho tiempo es casi imposible tener dos trabajos.
Es posible que el dinero necesario para pasar de “hobby después del trabajo” a empresa sea inaccesible para un individuo normal.

2. Ayudas a la innovación del Estado para el emprendimiento 

Diferentes ayuntamientos, municipios y Comunidades Autónomas, dan ayudas económicas para jóvenes o personas en riesgo de exclusión social para empezar iniciativas de auto empleo. Esta puede ser una gran opción, aunque en muchos casos estas ayudas son solo del 50% del capital, o no es efectivo lo que te dan, sino recursos, como pueden ser oficinas, asesoramiento legal, etc.

Aunque no sea tu principal opción, no dejes de visitar la web de tu ayuntamiento, o Municipio. Hay docenas de iniciativas para empezar PYMEs, y en muchos casos solo tienes que hacer un pequeño tramite y esperar. No se pierde mucho si ya tienes un plan de negocios montando.

Pros
No hay riesgos, no se pierde mucha autonomía, y tienen mucha flexibilidad.
Cons
No son accesibles para todos los proyectos, en muchos casos solo aceptan proyectos de un carácter social, por lo que muchas start ups se quedan fuera de estos procesos.

3. Crowfunding

Para muchos proyectos con un producto final físico, este estilo de financiación es perfecta. Si vas a vender algo particular, y tienes muy claro tu audiencia, es relativamente fácil organizar un crowfunding, incluso si no sabes usar estas herramientas, hay agencias que se especializan en organizarlas.

financiar una start up
La inversión de contratar una agencia así, es minúscula comparada a la inversión que conlleva empezar una empresa de 0.
Por lo general, no es recomendable usar este método para empezar una start up de 0. Esta opción es perfecta para aquellas personas que quieren transformar un hobby en una empresa. Ya que requiere un producto o una idea muy clara y desarrollada, además de un plan de futuro que convenza a tus clientes finales.

Pros
Mantienes tu autonomía.
Flexibilidad para modificar la campaña durante el crowfunding.
Cons
Requiere un plan de negocios muy claro, y la posibilidad de hacerlo público.
Dependes haber definido tu audiencia correctamente.
Requiere una idea ya desarrollada.
No necesariamente será un éxito, una vez lanzada la campaña.

4 Inversores

Esta puede ser algo complicada, ya que es difícil encontrar personas dispuestas a financiar proyectos, pero hay un gran numero de lugares, eventos y oportunidades para encontrar inversores.

Eso si, requiere mucho carisma convencer a alguien que te de dinero para tu castillo en las nubes.

Sin duda este estilo de financiación puede ser problemática, el primer problema, es convencer a alguien que te financie, sin que esta persona tenga que dar cuentas a nadie. Puede descartarte arbitrariamente porque no le gusto tu acento, o puede querer una reunión porque le gusto tu corte de pelo. Esto hace este estilo de financiación poco segura.

Otro problema que puedes encontrarte con uno, o varios inversores, es la posibilidad que desafíen tu autonomía. Una vez alguien invierte en tu empresa, esta persona tiene algo de poder sobre esta. Esto puede ser bueno, ya que te obliga a mantener unos estándares mínimos, o problemático cuando un inversor no le gusta como gestionas las cosas.

Pros
Dinero rápido.
Cons
Perdida de autonomía
Arbitrario

5. Prestamos bancario

Quizás sea un poco absurdo poner esta opción la última, pero al ser una de las más obvias, parece ideal para cerrar este articulo.
Muchos bancos tienen iniciativas de créditos para autónomos y PYMEs. En algunos casos tienen beneficios como 6 meses, o incluso un año sin empezar a pagar, o intereses fijos, u otros beneficios.
Muchas personas descartan esta opción porque es no encaja mucho con el estilo de las Start Ups, no caigas en esto. Averigua bien que iniciativas de las bancas convencionales.

Pros
Financiación y riesgos claros.
Cons
Inflexibilidad.
Interesas atados a la estado del mercado.

Nos hemos dejando algunas de las opciones más interesantes como las incubadoras, pero estas las dejaremos para sus propios artículos.

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *