Supongo que si estas aquí es porque quieres fundar tu propia start up, y estas dudando que tienes que hacer antes. Hoy te vamos a dar 3 pasos fundamentales para fundar una start up que dure más de un año.

Define tu idea y tu clientes

Como vimos en el articulo de “¿que es una start up?”, vimos que una de las definiciones de una Start Up es dar una solución a un problema que antes no existía, o encontrar una solución nueva aun problema ya existente.

Con esto en mente, es fundamental que definas exactamente cual es el problema y la solución que propones, además de a quien le interesa tu solución. Uno de los principales problemas de start ups que fracasan es no lograr explicarle a su publico objetivo porque su producto o servicio es importante.

Por ejemplo, si quieres revolucionar el servicio de chóferes privados, y te promocionas en el sector del taxi, pues seguramente no llegues a la audiencia correcta, y tu start up estará en números rojos en cuestión de meses.

Si no logras definir la audiencia, o no puedes explicarle a esta audiencia porque tu servicio vale la pena, no muevas ni un dedo más y da un paso a atrás. Aun no estas lista para empezar una start up.

Crea un plan de negocios

primeros pasos para fundar una start up¿Como te vas a financiar mientras no hay clientes? ¿Como vas a hacer dinero? Son algunas preguntas que si no logras contestar mejor no empieces.

Algunas start ups no están pensadas para vender un producto o servicio, sino desarrollar un programa o herramienta nueva que esperan vender a otra empresa en el futuro, en estos casos tu plan tiene que ser totalmente diferente, pero las preguntas principales siguen ahí.

En el caso que tu start up sea más convencional, y tengas un producto o servicio que quieras vender, entonces, tienes que planificar muy concretamente que pasos vas a dar. No empieces si no tienes un plan concreto.

El primer año es clave para un start up, el primer año es el tiempo que una empresa de este estilo tiene que demostrar a inversores que realmente tienen un proyecto rentable. Y si logras hacer esto y no puedes explicarle a tus inversores el plan que has seguido, va a ser muy difícil conseguir que quieran invertir.

Un plan de negocio, no solo te ayudara a tener claros los pasos que tienes que dar, si no que también te ayudará a argumentar que tu start up no ha sido un golpe de suerte, sino algo claramente planificado.

Primera financiación

Esto es puede ser muy fácil o muy complicado, depende de tu situación. Por lo general, el primer año de una start up, su financiación depende de sus fundadores, no de inversores externos, ni de clientes.

Así, que es imprescindible que tengas muy claro de donde vendrá el dinero durante el primer año.

Lo más común es buscar un trabajo que te permita desarrollar tu start up en paralelo, pero esta no es una solución que todas pueden asumir.

Otra posibilidad es pedir un préstamo, esto es arriesgado, pero hoy en día hay muchas opciones seguras para financiarse, desde ayudas de emprendimiento por parte del estado, ayuntamiento o municipio. Investiga bien las diferentes ayudas cerca tuyo, cuanto más locales más fáciles de acceder son y más seguras.

Una opción muy popular en USA, y cada vez más en España, es buscar un socio inversor. Hay muchas personas que hoy en día se dedican exclusivamente a financiar start ups con ideas concretas. Estos individuos se les llama inversores ángel. Lo más normal es que tengas que darle una gran participación de la empresa, a cambió de su inversión. Puede valer la pena, o no. Según tu plan de negocios.

Si tu plan de negocio gira alrededor de desarrollar una herramienta o tecnología, es posible que sea más fácil conseguir este tipo de inversores. Puede ser arriesgado, ya que muchos de estos inversores tienen dinámicas predadoras, y pueden invertir en tu proyecto, boicotear lo y quedarse con la tecnología, cartera de clientes, o la marca.

Finalmente, para algunos casos, puedes acudir a una plataforma de croudfounding como Goteo. Esto es genial para startups del sector del entretenimiento, productos específicos, o tecnologías que se pueden desarrollar en el marco del software abierto.

Creo que al final nos hemos ido por las ramas y hemos tratado más la financiación que los tres primeros pasos para fundar una start up, pero la verdad que esto es lo más complejo. Es relativamente fácil tener una idea más o menos original, y cualquiera puede contratar a un asesoro para escribir un plan de negocios… pero tener el dinero para empezar es el verdadero desafió.

Categorías: Actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *